Un poco de historia

Desde el año 1980 hasta el día de hoy, la comunidad de monjes y monjas de la Fraternidad Monástica de la Paz -siguiendo la llamada del Señor, al tiempo que respondiendo a las palabras del Papa Juan Pablo II- ha ido desarrollando este arte sagrado como expresión de su propio camino espiritual y como medio de comunicación entre Oriente y Occidente, a la par que como medio de, como dijera en una ocasión Juan Pablo II, enriquecer a Occidente con los tesoros que permanecen en Oriente.

Primero el Monasterio de la Trinidad, en Muchamiel (Alicante- España) y, posteriormente el Monasterio de la Transfiguración del Señor en Castellón (España), abriría los propios «talleres de iconografía» que irán atendiendo la demanda de «iconos familiares», iconos para la liturgia propia de los Monasterios, así como el fondo de sus respectivos Museos.